Hoy os presentamos a Christian, fisioterapeuta de nuestro centro. En el año 2006 inició la Diplomatura de Fisioterapia en una universidad madrileña. Acabó en el 2009 y meses después comenzó a trabajar en un centro de masajes donde estuvo un año y medio – creo que todos los fisios empezamos de esta manera – comenta riendo. Posteriormente comenzó a trabajar en un centro de rehabilitación donde pudo compatibilizar su actividad con el estudio de un Máster de neurología.  Un año después de acabar el máster volvió a la universidad para cursar la adaptación a grado para poder equiparar su título al marco europeo. A partir del 2014 se encuentra desempeñando su profesión en nuestra Residencia San Luis Gonzaga.

Christian, fisioterapeuta de Residencia San Luis Gonzaga.

Christian, fisioterapeuta de Residencia San Luis Gonzaga.

1. Christian ¿Cuándo y por qué decidiste dedicarte a la fisioterapia?

Tres años antes de hacer selectividad, creo que en 4º de la ESO. Siempre me había llamado la atención el tema de los masajes y tratar directamente con las personas. Al saber que la fisioterapia se relacionaba bastante con ello, trabajé duro para llegar a ser fisioterapeuta.

 2. ¿Qué cualidades personales consideras obligatorias para el desempeño de tu profesión en el ámbito geriátrico?

En general, yo diría que nos tiene que gustar la profesión. La fisioterapia es como muchas carreras del ámbito sanitario, una carrera vocacional. Pero también creo que es importante que nos guste el contacto directo con los pacientes y con los familiares. Sobre nosotros recae una gran responsabilidad que es la mejoría y /o la curación de las personas que requieren de nuestras habilidades y conocimientos profesionales. Y en cuanto al ámbito geriátrico en concreto, yo señalaría como cualidad importante la paciencia.

3. ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en Residencia San Luis Gonzaga?

Llevo desempeñando mi trabajo en el centro desde el otoño del año 2014.

4. ¿En qué consiste tu día a día en la residencia? ¿Cuáles son tus funciones?

Mi día a día en la residencia es sencillo pero a la vez intenso. Mis funciones como fisioterapeuta son realizar un Plan de Atención Individualizada, más conocido como PAI, donde realizo evaluaciones periódicas para valorar el estado actual y la evolución del residente. En base a este PAI trato al residente. Los programas que realizo son de rehabilitación individualizada y de prevención, con gerontogimnasia guiada y deambulación. Todo ello con el objetivo de mantener las capacidades o autonomía del residente, pero en otros casos para conseguir la mejora de algún traumatismo y/o alteración neurológica.

5. ¿Qué parte de tu trabajo te hace sentir mayor satisfacción?

Sin duda me satisface ver como mejoran los residentes en su autonomía e independencia. Es genial ver la cara de felicidad que tienen cuando consiguen hacer algo que por cualquier causa les era complicado y no podía realizar. Te lo agradecen de corazón.

También me satisface estar día a día con ellos, ver que quieren participar y asistir a la gimnasia de mantenimiento porque se lo pasan bien y se sienten a gusto durante el desempeño de la actividad.

 “traten a los residentes como les gustaría que tratasen a sus abuelos”

6. ¿Te gusta trabajar con el colectivo de personas mayores? ¿Por qué?

Siguiendo el hilo de la pregunta anterior, las personas mayores son un colectivo muy agradecido y se hacen querer. Aprendo día a día mucho de ellos.

Christian en el gimnasio del centro

Christian en el gimnasio del centro

7. ¿Con qué enfermedades te encuentras con mayor frecuencia entre los residentes?

Pues un gran porcentaje presentan enfermedades seniles propias de su edad pero también es frecuente ver residentes con enfermedades cerebro vasculares, traumatismos (fracturas de cadera por caídas), demencias tipo Alzheimer, etc.

8. ¿Qué relación tienes con el resto del equipo de la residencia?

Para mi es muy importante la relación con el resto del equipo de la residencia ya que el abordaje de la atención de los residentes es multidisciplinar, es decir, que cualquier cambio en el tratamiento puede influir en la respuesta, no solo en mi disciplina sino también en las demás. Hay que tener una comunicación fluida y constante entre nosotros para que el abordaje del residente sea lo mejor posible.

9. ¿Qué consejo le darías a una persona que está pensando en dedicarse a la fisioteparia en el ámbito geriátrico?

Yo les diría que traten a los residentes como les gustaría que tratasen a sus abuelos y a ellos en un futuro y así tendrán mucho ganado, además ellos te lo agradecerán y aumentarán su implicación en los tratamientos y actividades.

¡Excelente consejo Christian! Muchísimas gracias por participar en esta entrevista y dejarnos saber más de ti y del desempeño de tu profesión en la residencia. Gracias por tan importante labor en el centro.

 

 

Abrir chat
¿Necesita ayuda?