Hace unos días nos quedamos emocionados con el vídeo del Proyecto “Música para despertar”. No nos cabe ninguna duda que la música es salud y es por ello que hoy queremos prestarle una especial atención y conocer más sobre este tipo de terapia.

En San Luis Gonzaga nuestra psicóloga realiza semanalmente terapia con música. Además, como todos los miércoles, un grupo de voluntarios de la Asociación Volan (http://www.volan.es) vienen a nuestras instalaciones para amenizar la tarde con música y bailes populares con los que nuestros residentes disfrutan mucho y les crea múltiples beneficios en su estado de ánimo.

En la actualidad, la musicoterapia está muy implantada en centros de ocio y residencias  de personas mayores como la nuestra.  Este tipo de terapia no farmacológica se ha consolidado en los últimos años en España. La musicoterapia es hoy en día una de las grandes alternativas terapéuticas frente al deterioro físico y mental derivado del proceso de envejecimiento.

¿QUÉ ES?

Según el Instituto de Musicoterapia “Música, Arte y Proceso” (Vitoria Gasteiz-España)

musica

“Podemos definir la Musicoterapia como la aplicación científica del sonido, la música y el movimiento a través del entrenamiento de la escucha y la ejecución instrumental sonora, integrando así lo cognitivo, lo afectivo y lo motriz, desarrollando la conciencia y potenciando el proceso creativo. Así podemos: facilitar la comunicación, promover la expresión individual y favorecer la integración grupal y social”.

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

  • Mejora la orientación, aumenta la capacidad de atención y concentración y mantiene o mejora las habilidades verbales y de comunicación.
  • Ayuda a mantener la movilidad de las articulaciones y aumenta la fuerza del músculo. También promueve la relajación, reduce la agitación y disminuye los niveles de ansiedad.
  • Aumenta la interacción y comunicación social, reduce y previene el aislamiento y mejora las habilidades sociales y la autoestima.

MUSICOTERAPIA Y ALZHEIMER

Los estudios han demostrado que la música puede reducir la agitación y mejorar los problemas de comportamiento que son comunes en el medio de las etapas de la enfermedad de Alzheimer. Incluso a finales de la misma, una persona puede ser capaz de tararear una melodía o cantar la letra de una canción de la infancia. La música proporciona una manera de conectar al enfermo con el mundo, incluso después que la comunicación verbal se ha vuelto difícil.

CONCLUSIÓN

Las personas mayores que practican semanalmente musicoterapia se encuentran menos estresadas, mejoran su estado de ánimo y se sienten más positivas. Además entablan relaciones sociales con los compañeros de terapia lo que les reduce el sentimiento de soledad y aislamiento. En definitiva, la música puede ser un perfecto medio para la rehabilitación o prevención de diversos efectos del envejecimiento. Como dijimos a lo primero, LA MÚSICA ES SALUD.