¿QUÉ ES?

Es un documento que recoge la valoración del residente desde el punto de vista social, médico, funcional y cognitivo. Además, contiene una propuesta de intervención individualizada.

Se realiza a todos los/as residentes y en él participan los departamentos profesionales  del centro (Medicina, Enfermería, Psicología, Trabajo Social, Fisioterapia, Terapia Ocupacional, etc.). Dicho documento recoge un estudio y análisis de las necesidades de la persona mayor y se marcan unos objetivos y actividades para alcanzarlos en un determinado periodo de tiempo.

PAI

PRIMERA VALORACIÓN

Una vez que el/la residente ingresa en la Residencia San Luis Gonzaga el equipo realizará una primera valoración en la que se reflejarán los problemas más destacables a valorar, con el fin de darles una solución a corto plazo.

Una vez realizada la primera valoración se comunicará al residente y la trabajadora social del centro se pondrá en contacto con los familiares para informarles sobre el PAI.

 

SEGUIMIENTO

Los PAI se revisarán como mínimo una vez cada seis meses. Se comprobará si el residente ha conseguido en este tiempo los objetivos marcados por el equipo interprofesional y si ello ha contribuido al mantenimiento o mejora de su calidad de vida.

De nuevo, nuestra trabajadora social comunicará y entregará al residente y a la familia la nueva valoración.

 

FASES DEL PAI

  • Valoración integral del residente por parte del equipo profesional.
  • Detección de problemas y potencialidades del residente.
  • Planteamiento de objetivos y actividades que puedan mejorar el estado físico, cognitivo y social del
  • Realización de actividades con pautas personalizadas.
  • Realización de seguimientos por parte del equipo interprofesional y reformulación de objetivos en el caso de ser necesario.
  • Evaluación de los resultados obtenidos y puesta en común en reuniones de equipo.

 

Por último, resaltar la importancia que tiene la coparticipación en todo el proceso de aplicación de un Plan de Atención Individual, no solo del equipo profesional sino de éste con el/la residente y con los familiares. El diálogo es un pilar fundamental ya que no solo se trata de establecer un plan para detectar las necesidades de cuidados y establecer medidas para paliarlas, sino que se trata de conocer al residente en todos sus aspectos, sus potencialidades, sus deseos y preferencias, para así poder lograr la máxima autonomía posible.

 

Abrir chat
¿Necesita ayuda?