psicologiaPara conseguir un envejecimiento satisfactorio es necesario proporcionar una atención integral desde el punto de vista biopsicosocial. En este sentido se considera imprescindible establecer un programa de psicología en nuestra residencia San Luis Gonzaga que de respuesta a las necesidades de los residentes, desarrollando actividades de rehabilitación neuropsicológica y estimulación cognitiva, entrenando en habilidades sociales, relajación y estabilidad emocional así como proporcionando apoyo, orientación y formación al personal del centro y familiares.

El objetivo principal de nuestra psicóloga es estimular  procesos que garanticen un bienestar físico y/o psíquico en los residentes.

Por otro lado, entre los objetivos específicos que se marca están los siguientes:

  • Realizar la valoración neuropsicológica, emocional y conductual del residente y elaborar el correspondiente programa de intervención (PAI).
  • Ejecutar programas de psicoestimulación individual y grupal y realizar el seguimiento de los mismos.
  • Establecer estrategias de intervención conductual y emocional con el residente.
  • Programar las actividades de intervención con la familia para la aceptación y afrontamiento de la enfermedad.
  • Proporcionar formación e información al personal del centro en lo relativo a la relación con el residente y su entorno.

Respecto a las actividades que realiza de lunes a viernes en San Luis Gonzaga están las siguientes:

1.- Actividades de rehabilitación neuropsicológica y estimulación cognitiva.

Con estas actividades la psicóloga dota a los/as mayores participantes de estrategias de rehabilitación neuropsicológica que facilitan el mantenimiento de áreas tales como memoria, lenguaje, orientación, etc., y que puedan optimizar el desenvolvimiento a nivel cotidiano manteniendo con ello plena autonomía psico-social. Trabaja principalmente en seis áreas concretas: gnosias, praxias, atención, memoria, lenguaje  y funciones ejecutivas. Para trabajar estas áreas organiza grupos de trabajo según el grado de deterioro cognitivo y nivel sociocultural del residente.

2.- Actividades de educación emocional: relajación/depresión.

Respecto a este tipo de actividades, la psicóloga hace que los residentes tengan un mejor conocimiento de sus emociones, que desarrollen habilidades para regular su estado emocional y que se doten de herramientas para automotivarse. También trabaja con ellos la prevención de emociones negativas y el desarrollo de la habilidad de generar emociones positivas. En definitiva,  pretende que nuestros residentes tengan una actitud positiva ante la vida y eviten o superen el aislamiento y la depresión.

Para alcanzar lo anteriormente descrito, la psicóloga ejecuta ejercicios de respiración para conseguir un estado de relajación y de reestructuración cognitiva. Además, promueve que el residente exprese sus sentimientos, dudas y miedos, al resto de sus compañeros y así observa que otras personas comparten situaciones similares.  Se crea una red de apoyo mutuo que fomenta las relaciones sociales dentro del centro residencial.

3.- Otras actividades.

  • Actividades de adaptación al centro.
  • Actividades de atención a familiares/formación del centro.
  • Actividades individualizadas en respuesta a demandas concretas.

Con todo lo anterior descrito, queda patente la importancia que tiene la figura del psicólogo en el equipo de un centro gerontológico de personas mayores como el nuestro. Su papel es fundamental para el mantenimiento o mejora de la calidad de vida de los residentes y de sus familiares.

Abrir chat
¿Necesita ayuda?