La elección de una residencia para personas mayores es una cuestión delicada que te interesa estudiar detenidamente. Nosotros lo sabemos bien, por eso te damos una serie de consejos que te ayuden a escoger la más adecuada. Ten en cuenta que es donde vas a vivir tú o algún familiar tuyo, así que no puedes dejarlo al azar ni basarte solo en un par de variables.

¿Qué factores conviene tener en cuenta a la hora de escoger un geriátrico?

Existen una serie de criterios que te ayudarán a tomar la decisión más adecuada. ¡Vamos a ello!

  1. Localización y referencias: la ubicación del centro es relevante, puesto que la proximidad y buenas comunicaciones de transporte favorece las visitas de amigos y familiares. También es interesante que busques alguna opinión o referencia sobre la residencia de ancianos en madrid.
  2. Accesibilidad: es importante que todo el centro sea accesible para las personas con problemas de movilidad y que sea espaciosa. Cuando acudas a la visita, fíjate si hay marcas de desgaste en paredes y puertas, así sabrás si los residentes se mueven con más o menos libertad.
  3. La atención individual que se ofrece a los residentes: es una cuestión determinante en tu decisión, pregunta cómo preparan el Plan Individual de Atención de cada uno, si tienen programas especiales de demencia o cómo gestionan los trastornos de comportamiento, por ejemplo. De hecho, es muy importante que tengas en cuenta la salud de la persona que va a ingresar para asegurarte de que recibirá la atención que necesita y que tendrá una buena calidad de vida. Es más, también te interesa saber la atención continuada que ofrecen, ya que la salud de los mayores suele empeorar con el paso del tiempo y el centro ha de estar preparado.
  4. Equipo humano que trabaja allí: los profesionales del centro son quienes te atenderán a ti o a tu familiar, así que han de estar bien formados y contar con perfiles de diferentes disciplinas (médicos, psicólogos, fisioterapeutas, animador, enfermeros, entre otros). Pregunta también por la disponibilidad, guardias y la formación del personal, así sabrás cuáles son las últimas acciones que se han llevado a cabo.
  5. Precio y servicios: es una variable importante, por eso te interesa saber todo lo que se incluye en las mensualidades a pagar. Ten en cuenta que algunos centros ofrecen también servicios complementarios que se pagan aparte, como pueden ser el de peluquería, el de podología o el de acompañamiento al exterior. Infórmate de todo antes de tomar la decisión.
  6. Alimentación: te interesa si el centro adapta los menús a las necesidades de los residentes, si ofrece comida entre horas o si cambia el plato en caso de que no guste la comida. Estos son los consejos que te damos para que escojas la residencia más adecuada. De tu elección dependerá que la experiencia sea positiva y enriquecedora.