Una herramienta muy interesante también para la salud mental y psicológica de personas mayores es la música. Por eso, esta terapia con canciones adecuadas a su edad la utilizamos en nuestra residencia de ancianos en Madrid.

Siempre estamos buscando mejorar el estado de ánimo a través de esos sentimientos que transmite cada tema musical. Supone una ayuda para experimentar placer sensorial, al tiempo que beneficia el optimismo o la alegría, dejando a un lado los pensamientos negativos. De esta manera, usamos la llamada musicoterapia‘ en nuestro centro, tanto de forma individual como colectiva.

La tercera edad y la música con beneficios

Escuchar canciones tiene finalidades terapéuticas, favorece la comunicación, crea vínculos afectivos entre las personas que cantan juntas, mejora la autoestima y fomenta la creatividad, entre otras aportaciones beneficiosas. Es una disciplina saludable y está fundamentada en estudios científicos que relacionan la música con el cerebro, de ahí que los sonidos contribuyan a potenciar la salud mental de personas como tú, tengas la edad que tengas. Sabemos que la situación que viven muchos ancianos todavía hace más necesaria esta terapia, en cuanto al sentimiento de soledad o tristeza por sufrir alguna enfermedad. Incluso la memoria se ve favorecida al reducirse su pérdida vinculada al envejecimiento.

En general, la tercera edad y la música se relacionan de forma que el trabajo de las regiones cerebrales implicadas en escuchar, cantar o sentir terminen también beneficiando a otras capacidades cognitivas. Entre ellas, citamos las habilidades verbales, la memoria a corto y largo plazo, el mantenimiento de la atención e incluso la capacidad imaginativa. Además de esos beneficios espirituales y emocionales igualmente, los ancianos consiguen mejoras físicas también gracias a las canciones. Cada tema actúa como un estímulo sensorial, aporta relajación y tranquilidad, reduciendo la ansiedad o angustia en la persona.

Además, que los ancianos sigan el ritmo de una melodía, les ayuda a activar su sistema motor, favoreciendo así el equilibrio o la coordinación de sus movimientos. En caso de que toquen un instrumento, también pueden tener mejor movilidad de articulaciones e incluso aumentar su fuerza muscular. Todo esto es una gran ayuda si sufren algún tipo de problema que les impida llevar una vida más normal.

Uso en determinadas enfermedades y sesiones especializadas

En la actualidad, se investiga el uso de esta terapia musical para tratar a pacientes con enfermedades concretas como el Parkinson, el Alzheimer, el autismo o la apoplejia. Algunas de estas son comunes en personas mayores, por lo que en nuestro centro llevamos a cabo sesiones especializadas con grupos concretos.

Así, recurrimos a la estimulación, relajación, expresión o esas sesiones de terapia psicomotriz y ocupacional en nuestra residencia de ancianos en Madrid. ¡Todo sea por ayudarles a vivir mucho mejor cada día!

Abrir chat
¿Necesita ayuda?