En la vida cotidiana es donde realmente importa contar con un entorno accesible. Por eso, en nuestra residencia de ancianos en Madrid, ya hemos adaptado todas las instalaciones a todo tipo de discapacidades, tanto motoras (personas con silla de ruedas, andarín u otras faltas de movilidad) como sensoriales (discapacidad visual, auditiva, etc.).

Desde siempre hemos querido que los mayores se sientan como en casa en nuestra residencia. Sin embargo, entendemos que esto significa mucho más que contar con habitaciones amplias e iluminadas, entretenimiento y personal médico preparado. Es básico contar con medios que permitan a todas las personas moverse, comunicarse y disfrutar del tiempo libre; independientemente de sus minusvalías.

El capítulo V del Real Decreto Legislativo 1/2013 sentaba las bases del derechos de las personas con discapacidad a vivir de forma independiente y poder disfrutar de los mismos medios que las personas sin discapacidad. Establecía también como fecha límite el 2017 para acondicionar de manera básica todos los entornos, ya fueran viviendas o lugares públicos.

Esto es un desafío especialmente para un centro de dia. Ya que, en este caso, los usuarios suelen padecer un rango muy variado de discapacidades, y existen múltiples instalaciones que todos desean disfrutar.
Al mismo tiempo, hemos procurado llevar a cabo las reformas de la manera menos intrusiva posible, es decir, intentando no romper el diseño o dificultar el uso a las personas sin discapacidad.

¿Cómo es nuestra residencia sin barreras arquitectónicas? Te mostramos cómo es la residencia accesible.

Las habitaciones

Todas las habitaciones cuentan con baño geriátrico totalmente adaptado, camas articuladas y un timbre de llamada para alertar de cualquier emergencia.
Además, las habitaciones son amplias, exteriores, bien iluminadas y personalizables, es decir, los usuarios pueden traer sus propios enseres si lo desean.

Zonas comunes

Hemos habilitado todas las zonas comunes con elevadores o rampasen los desniveles y hemos eliminado cualquier barrera arquitectónicapara permitir el acceso a personas con silla de ruedas, andarín o al transporte de camillas.
Toda la residencia está adecuadamente climatizada, disponemos de parking propio gratuito y hemos dotado las salas comunes como el restaurante, salón de lectura, etc., con mobiliario ergonómico. Las zonas comunes también cuentan con mobiliario de altura, espacio y soportes adecuados para personas con silla de ruedas.

Además, ofrecemos un servicio de fisioterapia personalizada para cada residente, según cuál sea su patología. Nuestro servicio médico y de enfermería se encuentra disponible las 24 horas, y es accesible tanto mediante el timbre situado en cada habitación como desde las zonas comunes. Gracias a nuestro equipo de Terapia Ocupacional los residentes podrán recuperar, mantener o fomentar sus destrezas de manera agradable y constructiva.

¿Quieres visitarnos?

Puedes visitar el centro San Luis Gonzaga, nuestra residencia de ancianos en Madrid, para ver si se ajusta a las necesidades de tus mayores, o contactarnos por email o telefónicamente. ¡Estaremos encantados de informarte!

Abrir chat
¿Necesita ayuda?