Si tiene un familiar que padece Alzheimer u otro tipo de demencia y han decidido disfrutar de unas vacaciones juntos, es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • HIDRATACIÓN

Con la subida de las temperaturas, es fundamental que la persona afectada esté bien hidratada. Ella no será capaz de comunicar que tiene sed por lo que hay que estar alerta para que beba a lo largo del día, sobre todo en las horas de más calor.

  • ROPA 

A la hora de hacer la maleta hay que tener en cuenta qué tipo de ropa es más fácil y cómoda. Las telas de algodón, los tonos claros  y sobre todo las prendas fáciles de ponerse y quitarse, serán una buena elección. Es aconsejable ropa con elásticos en la cintura y con cierres de velcro, ya que disminuyen las dificultades que presentan las prendas con botones y cremalleras. No obstante, no olviden siempre portar una chaqueta ya que en verano nos encontraremos muchos lugares con aire acondicionado.

  • SEGURIDAD 

Las personas con algún tipo de demencia tienen que estar en entornos adaptados y seguros por lo que si viajan y se hospedan en un hotel o apartamento, hay que asegurarse que es un espacio bien iluminado y que no haya objetos que pongan en peligro su marcha (alfombras, muebles auxiliares,etc.). Será necesario guardar cualquier cosa que pueda representar un peligro (cuchillos, encendedores, fósforos, medicamentos, productos químicos, etc.).

  • COMUNICACIÓN

Cuando hable con la persona afectada procure establecer contacto visual y diga su nombre para captar su atención. Es importante recordarle quién es usted, si parece que no lo reconoce. Nunca discuta si la persona está confundida y no recuerda algo. No se ofenda si no lo reconoce, se muestra agitado o le responde de manera enfadada. La persona está reaccionando así porque está enferma.

  • RUTINA   

Aunque estemos de vacaciones sería aconsejable no romper con la rutina de la persona afectada. En la medida de lo posible mantenga las mismas horas de comida y sueño.

  • EXTERIORES

En la playa o en la montaña nunca lo dejen solo ya que puede desorientarse y perderse. Es bueno que si se quiere bañar que lo haga con algún familiar. Aprovechen las actividades veraniegas para incrementar la relación intergeneracional entre la persona mayor y los pequeños de la familia.

Siempre que salgan del hotel o apartamento es aconsejable que la persona afectada porte una tarjeta donde se indique nombre y apellidos y un teléfono de contacto por si se pierde.

¡¡Felices vacaciones!!

Abrir chat
¿Necesita ayuda?